viernes, 28 de julio de 2017

Jordania no permitirá que el embajador israelí, Einat Shlein, regrese hasta que se haya abierto una investigación exhaustiva



El tiroteo que dejó dos muertos y dos heridos en la embajada israelí en Amán, capital de Jordania, será investigado exhautivamente hasta que se aclaren los hechos, y no se permitirá el regreso del embajador de Israel Einat Shlein, informó un funcionario del gobierno. 

"Jordania no permitirá que el embajador Einat Shlein o el resto del personal de la embajada regresen hasta que se haya abierto una investigación exhaustiva" en el tiroteo del domingo, dijo el funcionario, añadiendo que Jordania informó a Israel de su decisión.

Los dos fallecidos trabajaban para una empresa de muebles y habían entrado al recinto de la Embajada antes de que se produjera el tiroteo por parte de un guardia de seguridad que había sido herido con un destornillador por una de las víctimas que resultó muerto junto con su compañero, dijeron las autoridades israelíes.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores israelí ha señalado que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, que también es jefe de la diplomacia, ha hablado con el guardia de seguridad y con el embajador en Amán, Einat Schlein, y ha subrayado que el guardia tiene inmunidad diplomática frente a su potencial interrogatorio y procesamiento.

"Israel informará a Jordania de los acontecimientos y la información recopilada durante este procedimiento", dijo el portavoz, sin dar más detalles.

El guardia fue recibido en casa y saludado como un héroe por Netanyahu, quien lo abrazó y dijo: "Usted actuó bien, con calma y también teníamos la obligación de sacarlo".

Israel sostuvo que el guardia tenía inmunidad diplomática.

Los manifestantes, que salieron de una mezquita a cientos de metros de la embajada, corearon "Muerte a Israel" y "No hay embajada sionista en suelo jordano", dijo un corresponsal de la AFP.

NOTIMUNDO y Agencias de noticias