jueves, 20 de julio de 2017

Donald Trump ha decidido poner fin al programa secreto de la CIA para armar y entrenar insurgentes opuestos al Ejército Arabe Sirio




Un conflicto que empezó en 2011 en protestas contra las políticas del régimen de Bashar Al-Assad que fue adquiriendo ribetes de una guerra civil entre Assad y grupos rebeldes de toda índole conocidos como la 'oposición siria' que más adelante se unieron a grupos terroristas como el Estado Islámico (Daesh) y Levante, una rama del Cáucaso, que sembraron el terror en la población siria y dio lugar para que otros actores intervengan en el conflicto, agravando la situación en Medio Oriente. 

Según estimaciones de la ONU, el conflicto deja a 5 millones de refugiados sirios y unos 400 mil muertos en más de seis años de guerra.

El presidente Donald Trump ha decidido poner fin al programa secreto de la CIA para armar y entrenar insurgentes opuestos al Ejército Arabe Sirio (SAA) que empezó con Barak Obama en 2013, para derribar a Assad.

Se cree que la medida adoptada por Trump, traerá graves implicaciones en las facciones de Ejército, Libre Sirio (FSA), con sede en el sur de Siria, alrededor del cruce fronterizo de Al-Tanf.

La decisión de detener toda ayuda al grupo rebelde de Siria, según declaraciones de funcionarios estadounidenses a Washington Post, Trump decidió desechar el programa de la CIA hace casi un mes antes de la reunión del 7 de julio con el presidente ruso, Vladimir Putin. "Esta es una decisión trascendental ... Putin ganó en Siria", dijo un funcionario actual, quien habló bajo la condición de anonimato de hablar de un programa encubierto.

Se espera que el ejército estadounidense evacúe sus tropas de la base militar de Al-Tanf y las lleve al territorio kurdo en Hasakah, dejando así a las fuerzas rebeldes en el sur de Siria para defenderse Contra el SAA sugún lo dio a conocer Al-Masdar News.

Arriba foto: Internet
NOTIMUNDO