martes, 13 de junio de 2017

Elección del Reino Unido demuestra que la muerte del Neoliberalismo y su Prensa ha llegado.



La amarga victoria de Theresa May, que perdió la mayoría absoluta en el Parlamento Británico la semana pasada tras las elecciones celebradas el 8 de junio, queda demostrado que la muerte del Neoliberalismo ha llegado al Reino Unido. 

Sin embargo, no deja de sorprender las declaraciones del prominente periódico británico The Telegraph que publicó un artículo titulado "Jeremy Corbyn, el artista del mimo: No vote por el hombre sin respuestas". 

En primera plana, lo más probable para que sea leída más allá de su título excesivamente tendencioso, Dice "Jeremy Corbyn es uno de los primeros ministros potenciales más radicales que este país ha visto jamás".

El mismo día, este mismo periódico publicó otro artículo titulado "Jeremy Corbyn es un peligro para esta nación. El MI6, que una vez dirigí, no quitaría el control de seguridad.

Un día después, The Telegraph declaró que una victoria para Corbyn significaría un "Brexit duro y fatal para la economía".

Cada día los medios de comunicación son menos leídos, están aprendiendo lecciones que en la información se debe actuar con absoluta imparcialidad defendiendo su postura ética y no olvidar que la gente está pidiendo cambios, si no lo hacen llegan a ser portavoces de los poderes hegemónicos que se niegan a dejar el statu quo. 

Muchos diarios del mundo como The Guardian, están pidiendo donaciones al final de cada artículo para no morir; el Neoliberalismo y la falta de imparcialidad los está matando porque mienten a favor de los corruptos. 

Por otra parte, el Laborista Jeremy Corbyn, opuesto al espectro político del status quo particularmente cuando se trata de asuntos de guerra y terrorismo, ha encontrado eco en el público del Reino Unido, según una encuesta, cuando se refiere a las causas del terrorismo y guerras que matan  a personas inocentes en su propio suelo.

A Theresa May, su victoria le ha dejado lesionada que se ha visto forzada a pactar con los unionistas norirlandeses del DUP y pedir permiso a la Reina para formar su gobierno frente a un Parlamento que le es adverso que ha perdido la mayoría y la pérdida de confianza. Aunque Corbyn no ganó las elecciones, la gente seguirá pensando que el poder debe pasar al lado de él.

Por un momento imaginémonos quién estaría en poder de Estados Unidos y el Reino Unido si los principales medios de comunicación se dedicaran a lo suyo e informaran con diafanidad los hechos en vez de avanzar en una agenda neoconservadora neoliberal y anticuada.

Por José Cevallos

google.com/+JoseCevallosReinaNOTIMUNDO01

NOTIMUNDO