lunes, 26 de junio de 2017

De acuerdo a un estudio, una proteína conocida como p38 puede ser capaz de prevenir el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer por la falta de glucosa.



Estudios recientes han descubierto que la disminución en los niveles de glucosa en el cerebro es el inicio del neurodegenerativo Alzheimer que causa el trastorno de la pérdida de memoria, y el estudio va más allá, se cree que han descubierto la manera de detener estos niveles primarios y prevenir la enfermedad de Alzheimer.

De acuerdo a un informe publicado en el peiódico Translational Psychiatry, ha demostrado que estos niveles de energía en declive son un desencadenante directo de la enfermedad. Deterioros cognitivos tradicionalmente asociados con la enfermedad.

Según una reciente declaración sobre el estudio, esto puede explicar por qué la diabetes, una condición en la cual la glucosa no puede entrar en las células, es un factor de riesgo conocido para la demencia. De acuerdo con el estudio, una proteína conocida como p38 puede ser capaz de prevenir esta privación de ocurrir.

"Los resultados son muy emocionantes", explicó el investigador principal, el doctor Domenico Praticó, en un comunicado. "Ahora hay muchas pruebas que sugieren que p38 está involucrado en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer".

Para el estudio, el equipo voluntariamente privó a los cerebros de ratones de glucosa para observar el resultado. Como era de esperar, estos ratones mostraron signos de disminución para sugerir que las vías de comunicación neuronal en sus cerebros se habían roto. Es más, los ratones privados de glucosa se comportaron significativamente peor que los ratones en control de pruebas de memoria de laberinto. 

Estos ratones también mostraron altos niveles de tau fosforilado y cantidades dramáticamente aumentadas de muerte celular en los cerebros, otras dos indicaciones bien conocidas de la aparición de Alzheimer.

El estudio también identificó a la proteína p38 como un posible candidato para el desarrollo de un fármaco para prevenir el inicio de la disminución cognitiva causada por niveles bajos de glucosa. Según la investigación, esta proteína se hace naturalmente en el cuerpo como respuesta a la privación de la glucosa. Las investigaciones futuras investigarán aún más el papel de p38 en los trastornos de la memoria.

La prevención de la enfermedad de Alzheimer es una meta importante para los científicos de todo el mundo, y este año ha habido varios avances en este esfuerzo. 

Por ejemplo, este mes de julio, un equipo de la Universidad Flinders de Adelaida, Australia, en colaboración con un equipo de investigación del Instituto de Medicina Molecular, y la Universidad de California en Irvine, lanzaron sus esfuerzos para crear una droga que pudiera prevenir la acumulación de proteínas cerebrales, la principal identidad de la enfermedad. Según la investigación, estos hallazgos podrían conducir a una vacuna contra el Alzheimer en tan sólo cinco años.

Este artículo se redactó gracias a: 

Medical Daily y Translational Psychiatry