sábado, 20 de mayo de 2017

Donald Trump: "Si se elige quiénes realmente derribaron el World Trade Center, descubrirás que no fueron los iraquíes, sino los saudíes”. Ahora se inclina ante Arabia Saudita


Donald Trump durante su campaña presidencial dijo en un evento en Carolina del Sur en 2016, “que si se elige quiénes realmente derribaron el World Trade Center, descubrirás que no fueron los iraquíes, sino los saudíes”.

Consciente del contenido que estaban en las 28 páginas, que se desclasificarían unos meses después, Donald Trump se refería al hecho de que 15 de los 19 secuestradores eran de Arabia Saudita.

En su discurso continuó diciendo que el gobierno tiene "papeles" "que son muy secretos" lo que puede implicar a los saudíes. “Lo descubrirá” dijo, quizá refiriéndose al informe que se ha discutido anteriormente.

El pueblo estadounidense descubrió que las páginas 28 demostraban que el gobierno de los Estados Unidos sabía que el gobierno saudí apoyaba a los terroristas que perpetraron los ataques del 9/11 antes de ser elegido presidente, y lo ocultaron.

En un diálogo con New York Times el año pasado, como dice el Intercept, Trump afirmó que, sin el apoyo y la protección de Estados Unidos, "Arabia Saudita no existiría por mucho tiempo". 

El verdadero problema, continuó, era que los saudíes son " Una máquina de dinero ... y aún así´, no nos reembolsan de la forma en que deberían reembolsar​​". Al preguntársele si estaría dispuesto a "dejar de comprar petróleo a los saudíes", si ellos rechazan su apoyo, Trump respondió:" Oh sí, seguro. Yo haria eso."

En su campaña electoral, Trump fue un firme adversario del régimen terrorista de Arabia Saudita pero ahora como presidente las cosas cambiaron y los saudíes son su firme aliado en Oriente Medio.

En política cualquier mentira vale, y Donald Trump ha demostrado que es un hipócrita impredecible, porque ahora su opinión sobre Arabia Saudita ha cambiado drasticamente.

Trump y Al Saud están comiendo en el mismo plato y se olvidó que el régimen terrorista de Arabia Saudita dejó 2369 muertos en septiembre de 2001.

En un comunicado de la Casa Blanca, Trump "acaba de completar el mayor acuerdo de armas únicos en la historia de Estados Unidos, negociando un paquete de más de 109.700 millones de dólares", lo que impulsará las capacidades de defensa de Arabia Saudí, grupos terroristas incluyendo a Irán.
La Casa Blanca reafirma su compromiso de Estados Unidos con Arabia Saudita.

En el mundo de los negocios y la política no hay amigos ni enemigos, solo existen intereses, y Donald Trump es un gran negociador, y probablemente esté pensando llegar a ser un gran político.

Por José Cevallos

OPINIÓN

NOTIMUNDO