lunes, 17 de abril de 2017

Plan de Arkansas de realizar rápidas ejecuciones de 7 reclusos en 11 días, paralizado por orden de un Juez


Corredor de la muerte - 

Por escasez de drogas usadas en las ejecuciones, el gobernador del estado Arkansas William Asa Hutchinson, pide que se ejecute a siete reclusos en 11 días. 

Pero el fallo de la juez de distrito Kristine Baker, puso fin al polémico plan de Arkansas y ordenó a los abogados del estado y de los prisioneros del corredor de la muerte que vuelvan al tribunal el lunes con un plan revisado para ver las ejecuciones y tener presente a un consejero de la defensa, citando que el castigo es cruel e inusual de la octava enmienda.

Uno de los fármacos utilizados para las ejecuciones, midazolam, expira a fin de mes, informa Time

Según drug.com, Midazolam  es un sedante en la familia de las benzodiazepinas que "puede causar problemas respiratorios graves (por ejemplo, depresión respiratoria, paro respiratorio), especialmente cuando se utiliza para sedación en entornos de atención no críticos". En el caso de inyecciones letales, el fármaco se utilizó como parte de un cóctel y, en algunos casos, reemplazó el tiopental sódico o pentobarbital, informó Newsweek.

"En la historia moderna de la pena de muerte, ningún estado ha intentado llevar a cabo este tipo de ejecuciones en este corto plazo", dijo Robert Dunham, presidente del Centro de Información sobre la Pena de Muerte. "No tiene precedentes".

Hutchinson dijo que preferiría extender el período, pero que el estado no podría encontrar otra droga para continuar las ejecuciones. Como informó NPR, hay una escasez de drogas usadas para las ejecuciones y el uso de nuevas podría ser considerado un castigo cruel e inusual en virtud de la octava enmienda, ya que no se han probado. Una de las razones de la escasez de fármacos es que muchos fabricantes farmacéuticos no quieren estar asociados con la inyección letal, informó un canal de noticias.
  
Los estadounidenses cada vez apoyan menos la pena de muerte, según una investigación del Centro de Investigación de PEW. En 2016, aproximadamente la mitad de los Estados Unidos se declaró a favor de la pena de muerte para los condenados por asesinato.

NOTIMUNDO y Agencias de Noticias