viernes, 21 de abril de 2017

Espiral de violencia terrorista en Venezuela


Bandas criminales de terror y paramilitares pagados por la oposición querían destruir todo lo que ha construido la Revolución para el pueblo y pretendían quemar niños y familias venezolanas, según declaraciones del alcalde de Caracas, Jorge Rodriguez, y acusó a los diputados Tomás Guanipa, Ismaél Leon, Richard Blanco y José Guerra, a quienes calificó de bestias sedientas de sangre que amparados en una credencial de diputado, han estado repartiendo dinero a bandas criminales para que cometan actos de terror y amenazó que no escaparan de la justicia donde quiera que se escondan. 
En sus declaraciones también ofreció créditos a los dueños de negocios que fueron afectados por los actos vandálicos, para que sus locales sigan funcionando.

"La oposición pretendía quemar niños y familias venezolanos", afirmó Rodríguez.

Diosdao Cabello, vicepresidente del Partido Unido de Venezuela, dijo que sectores de derecha quieren crear un clima de ingobernabilidad para justificar la intervención extranjera e instó a la ciudadanía a participar en la reconstrucción y limpieza de las zonas afectadas por los actos terroristas.

La canciller de Venezuela, Delcy Rodriguez, denunció el jueves por la noche, que bandas armadas "contratadas por la oposición" atacaron al Hospital Materno Infantil Hugo Chavez donde había 54 niños que fueron evacuados rapidamente.

Esta espiral de violencia terrorista, alentada por sectores radicales de la derecha venezolana, que combina la delincuencia política con la acción de la delincuencia criminal, forma parte de los planes golpista para crear un clima de ingobernabilidad y justificar con ello la intervención extranjera, dijo el Vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami.

NOTIMUNDO