miércoles, 1 de marzo de 2017

RUSIA SE PROPONE SEGUIR ADELANTE PARA LIQUIDAR LA ORGANIZACIÓN DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ



MOSCU, Rusia - El Tribunal de Apelaciones de Moscú, Rusia, ha concedido a la Fiscalía rusa la autorización para liquidar las actividades de los Testigos de Jehová (JW) en Rusia después de calificarlos de grupo extremista.

Los Testigos de Jehová habían apelado la decisión e intentado establecer que las acusaciones de la "actividad extremista" que se basan en evidencia falsa y las declaraciones falsas que han sido fabricadas por las autoridades locales para retratar el culto sincero como actividad criminal.

En la audiencia del 12 de octubre de 2016, el juez M. S. Moskalenko del tribunal de distrito de Tverskoy de Moscú no permitió testimonios o video que pusieran al descubierto las acciones ilegales de las autoridades locales que están empeñadas en garantizar que los JW no existan en Rusia.

Sin embargo, el 16 de enero de 2017, el Tribunal de la Ciudad de Moscú rechazó la apelación de los Testigos que cuestionaba la legalidad de la advertencia del Fiscal General emitida contra su sede nacional.

El panel de tres jueces rechazó todos los argumentos presentados por los abogados de los Testigos y dictó su decisión después de un receso de 10 minutos. La decisión confirma la decisión del Tribunal de Distrito de Tverskoy del 12 de octubre de 2016, que falló a favor de la Fiscalía General de la Nación. La advertencia, fechada el 2 de marzo de 2016, es ahora ejecutable. Hablando antes de la audiencia, el abogado internacional de derechos humanos James Andrik habló de la implicación.

"Si el Tribunal de la Ciudad de Moscú rechaza la apelación, la Fiscalía General podría actuar en su amenaza contra el Centro Administrativo. Podría liquidar el Centro Administrativo y acosar aún más a las comunidades religiosas de los Testigos de Jehová y restringir su adoración en toda Rusia. Si, por otra parte, la corte sostiene la apelación, sería un avance para la justicia", dijo.

Sin embargo, los Testigos de Jehová son un grupo pacífico que sostienen su culto al aire libre y denuncian todo tipo de extremismo religioso. Ellos creen en la Biblia que también los anima a respetar la autoridad secular. Ahora se deja al mundo para pedir al presidente Vladimir Putin que detenga este intento de acabar con los Testigos de Rusia.

Fuente:
Starconnect Media