domingo, 26 de marzo de 2017

Ataques aéreos de la coalición en Irak y Siria ¿por error o intención?

Al menos 150 civiles se cree que han muerto en Mosul. Fotografía: Cengiz YarAñadir -

Matthew Rycroft, embajador de Gran Bretaña al dirigirse ante el Consejo de Seguridad de la ONU en septiembre, dijo que Rusia había “desatado un nuevo infierno” en Alepo y añadió que “Rusia se está asociando con el régimen sirio para llevar a cabo crímenes de guerra”.

Putin fue acusado por los Estados Unidos de ‘barbarie’, cuando el otoño pasado ataques aéreos rusos mataron o hirieron a cientos de civiles durante el cerco de Alepo. 

Los recientes ataques a Mosul, que ha dejado al menos 150 civiles muertos por Estados Unidos y el poder aéreo británico, se están cometiendo las mismas barbaridades que en Alepo del año pasado.

Barack Obama, Theresa May  y otros líderes europeos no tardaron en criticar a Rusia por causar un desastre humanitario que "está teniendo lugar ante nuestros ojos".

Los ataques aéreos estadounidenses mal dirigidos causaron una explosión masiva, que dejaron 150 civiles fallecidos refugiados en un sótano, que los Estados Unido alega que estaban atacando a los combatientes del Estado Islámico para eludir responsabilidades de esta barbarie que eleva el número de muertos en esa región víctima del flagelo de la guerra.

Portavoces estadounidenses no niegan que los Estados Unidos lanzaron ataques aéreos en el barrio de Jadida en Mosul. En cuanto a quién fue el responsable de las bajas civiles, "en el momento la respuesta es que no sabemos", dijo el coronel John Thomas.

Las muertes surgieron debido a una solicitud del ejército iraquí que pedía apoyo aéreo estadounidense para eliminar a los francotiradores de Isis que estaban apostados sobre tres edificios sin percatarse que los civiles se refugiaban en el sótano y que pudo haber sido una trampa deliberada de Isis.

 El comportamiento de las fuerzas estadounidenses desde que Donald Trump asumió el cargo en enero, desde entonces, el total mensual de muertes civiles registradas por los ataques aéreos de la coalición en Irak y Siria se ha duplicado, según observadores independientes.

 Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, 49 personas murieron el 16 de marzo por un ataque estadounidense contra un complejo que incluía la mezquita Omar ibn al-Khattab.

El martes pasado al menos 30 civiles sirios murieron en otro ataque aéreo estadounidense, en Mansoura, en la provincia de Raqqa. 

Los aviones americanos golpearon una escuela. La incursión era una de 19 misiones de la coalición ese día, ordenadas en la preparación para el asalto previsto en la jefatura de Isis en la ciudad de Raqqa. Muertes por error o intención, no lo sabemos.

La Casa Blanca acusaba a Barack Obama de realizar operaciones de microgestión sobre Isis pero Donald Trump ha prometido exterminar a Isis y ha delegado a Jim "Mad Dog" Mattis, ex general nombrado jefe del Pentágono para que ejerza más control sobre la situación.

Irak y Siria están sintiendo el peso de la acción belicista mal dirigida de Trump, mientras Putin observa.

NOTIMUNDO Y AGENCIAS DE NOTICIAS