martes, 7 de febrero de 2017

Bannon y su sueño de locos


Según el libro titulado 'El Cuarto Giro', "la historia humana se mueve en ciclos de 80 a 100 años cada uno, culminando en un cataclismo violento que destruye el viejo orden y lo reemplaza por otro". 

Para los Estados Unidos, han habido tres trastornos: la guerra revolucionaria que terminó en 1783, la guerra civil de los años 1860 y la segunda guerra mundial de los años cuarenta. Según el libro, Estados Unidos está al borde de otra guerra
.
Todas esas transformaciones anteriores tienen en común: la guerra en una escala épica.

Para Steve Bannon, el amigo íntimo de Trump, eso no es una perspectiva para temer sino para disfrutar.  

Para el dios de la guerra moderna, Ares (Bannon),"Estamos en guerra" ya sea en la lucha contra el jihadismo, que la describe como "una guerra existencial global" que puede convertirse en "una gran guerra de disparos en el Medio Oriente", o el enfrentamiento inminente con China.

Parece que a Bannon le divierte el derramamiento de sangre, eso se puede explicar por qué Bannon no se perturba por el caos y la aversión desatada por la prohibición de refugiados del pasado fin de semana; él es un defensor del "evento de choque". 

Se ha descrito como un "leninista", según lo ha declarado a un escritor en 2013. "Lenin quería destruir el estado, y ese es mi objetivo también. Quiero que todo se derrumbe. "Parece que la guerra es su método elegido.

Este comportamiento irracional asusta a los ricos que están convirtiendo sus riquezas en oro, para mantenerlas seguras en caso de una conflagración al orden civilizado.

Para los súper ricos la parte más segura es Nueva Zelanda, una región de Oceanía, lugar muy lejano de los países que poseen armas nucleares y están poniendo especial interés en pistas de aterrizajes y granjas; en caso de una guerra nuclear se convertirían en campesinos.

El tiempo para que suceda ese cataclismo ha llegado, por casi 80 años organismos internacionales han impedido otra guerra mundial, pero parece que ahora las potencias mundiales están llevando al mundo a esa dirección: a una guerra global.

La OTAN y la ONU, son instrumentos de guerra creados por los occidentales y Donald Trump quiere debilitaros y “hacer que todo se caiga”, para implementar el sueño febril de Bannon.

Por: José Cevallos

NOTIMUNDO Y AGENCIAS