miércoles, 1 de febrero de 2017

Ataque aprobado por Trump en Yemen deja al menos 16 muertos




La política antiterrorista de Donald Trump, que pregona que hará grande y seguro a los Estados Unidos con la ayuda de todos, y por otro lado aprueba ataques de operaciones encubiertas contra los terroristas sin suficiente inteligencia sin respaldo en tierra, según dijeron funcionarios militares estadounidenses a Reuters, deja un saldo trágico de al menos 16 personas muertas entre mujeres y niños yemeníes y la muerte del SEAL de la Marina, William “Ryan” Owens, eso deja ver que la política internacional de los EE.UU. sigue siendo la misma con Trump.

Los funcionarios dijeron que el equipo de ataque de SEAL cayó sobre una base defendida por Al Qaeda y reforzadas con minas terrestres, francotiradores y un contingente mayor de lo esperado de extremistas islámicos fuertemente armados.

Los tres funcionarios dijeron también, que "un brutal tiroteo" se llevó la vida de Owens y por lo menos 15 mujeres y niños yemeníes. Uno de los muertos fue la hija de ocho años del difunto militante Anwar al-Awlaki, quien fue asesinado por un ataque de aviones no tripulados de Estados Unidos en el 2011.

"Sabiendo que matamos a unos 14 miembros de AQAP y que reunimos una increíble cantidad de inteligencia que evitará las posibles muertes o ataques en suelo estadounidense - es algo que creo que la mayoría de los miembros del servicio entienden, que es por eso que se unieron al servicio" Dijo Spicer

Un líder de la rama al-Qaeda de Yemen, Abdulraoof al-Dhahab, junto con otros militantes, murieron en la batalla, dijo Al Qaeda.

Los funcionarios estadounidenses dijeron que la base de los extremistas había sido identificada como un blanco antes de que el gobierno de Obama dejara el cargo el 20 de enero, pero el entonces presidente Barack Obama se abstuvo de aprobar una incursión, en parte porque las autoridades dijeron que no estaban seguros que la inteligencia disponible era suficientemente fiable. Además, la vigilancia sobre el terreno del complejo fue "mínima, en el mejor de los casos", dijo uno de los funcionarios.

"La decisión fue tomada para no tomar una decisión, pero dejarla a la administración entrante, en parte con la esperanza de que se pueda recopilar más y mejor inteligencia", dijo el funcionario.

A medida que el tiroteo del domingo se intensificó, los asaltantes llamaron a helicópteros de combate y aviones Harrier y 2 MV-22 Osprey despegue y aterrizaje vertical para extraer los SEAL.

Uno de los dos sufrió un fallo en el motor, dijeron dos de los funcionarios, y golpeó el suelo con tanta fuerza que dos miembros de la tripulación resultaron heridos, y uno de los aviones de la Marina tuvo que lanzar una bomba de precisión para destruirlo, informó Reuters.

El Presidente Trump viajó de manera repentina a la Base de la Fuerza Aérea de Dover en Delaware, para reunirse con la familia de Owens, que murió en una incursión el domingo al amanecer, y darles sus condolencias.

NOTIMUNDO Y AGENCIAS