domingo, 29 de enero de 2017

Senadores McCain y Graham critican política de inmigración de Trump


El presidente Donald Trump consciente de que su país se ha granjeado muchos enemigos por su política intervencionista de gobiernos pasados, defendió su orden ejecutiva sobre política de inmigración y refugiados el domingo por la tarde.

En dos tweets publicados, enfatizó  la necesidad mantener un país seguro  y negó que la orden equivale a una prohibición musulmana.

Los tweets fueron en respuestas a las críticas de los senadores republicanos John Mccain y Llindsey Graham.

"La declaración conjunta de los ex candidatos presidenciales John McCain y Lindsey Graham está equivocada , son tristemente débiles en la inmigración", dijo Trump.

"Los dos ... Los senadores deben concentrar sus energías en el ISIS, la inmigración ilegal y la seguridad en las fronteras en vez de buscar siempre comenzar la Tercera Guerra Mundial", concluyó.

El domingo, en una declaración conjunta, McCain y Graham, dijeron que la orden ejecutiva "envía una señal, intencional o no, de que Estados Unidos no quiere que los musulmanes vayan a nuestro país. 

Por eso tememos que esta orden ejecutiva pueda hacer más para ayudar al reclutamiento de terroristas que para mejorar nuestra seguridad".

Trump firmó el viernes una orden ejecutiva pidiendo una prohibición de 90 días a los nacionales de siete países predominantemente musulmanes que ingresan a Estados Unidos. 

La orden también incluye una suspensión de 120 días en la admisión de refugiados y una pausa indefinida en la admisión de refugiados de Siria.

Tenga  razón o no, Donald Trump se esmera en darle seguridad a sus ciudadanos prohibiendo el ingreso a los EE.UU. a países donde está concentrado la mayor cantidad de terroristas.

Por José Cevallos

NOTIMUNDO Y AGENCIAS