miércoles, 25 de enero de 2017

Se construyen Muros que separan y dividen a la humanidad


El mundo siempre ha estado dividido por ‘muros’ o ideologías políticas y religiosas, ahora está siendo dividido por muros literales, desde el muro de la vergüenza de Berlín, en tiempos modernos, hasta el muro que está construyendo Turquía en la frontera con Siria, y pronto Donald Trump construirá una pared en la frontera de EE.UU. con México que se extiende por 3200 km.

Turquía construye un muro de hormigón en la frontera con Siria, que incluye alambres de púas, lo está construyendo para detener el paso de los militantes y será capaz de detener a los terroristas, según un testigo ocular, un reportero de Sputnik.

Pronto esta muralla estará terminada y se sumará al resto de muros que todavía no han sido derribados que constituyen una vergüenza para la clase dominante del mundo que no ha podido o no ha querido traer libertad a una humanidad esclavizada y víctima de los abusos.

Hoy, Donald Trump firmará una orden para construir un muro en la frontera con México que terminará con el sueño americano de miles de mexicanos y minimizará la entrada a los EE.UU.; también ha amenazado que ese muro tendrá que ser construido con sus dineros, sino las remesas serán retenidas.

Cualquiera que sea la razón para construir estos muros, el resultado es el mismo: atemorizar a la población.

Muros que se construyen en todas partes para protegerse de crisis que ellos mismos crean, gente desesperada en busca de un lugar seguro, que le niegan el derecho de vivir.

Capitalismo, Socialismo e Idealismo, tres grandes poderes incapaces de aliviar el sufrimiento de los débiles que clama por una tregua.

Existe otro muro que divide a ricos y pobres que se pierde en el horizonte que es imposible derribar. No está construido de cemento y piedra ni tiene alambre de púa, tiene el apoyo de la gente misma que los quiere ver cada vez más ricos, y los elige.


Por José Cevallos

NOTIMUNDO