martes, 17 de enero de 2017

La religión y el terror en el mundo


Los conflictos de Oriente Medio y la amenaza de una guerra feroz en los Balcanes, ponen en peligro la existencia humana. Hay una escalada de violencia religioso-político en todos los conflictos que culpan a la religión de generar guerras y caos en nombre de Dios. Los líderes religiosos niegan que la religión sea culpable de ser usadas por el terrorismo. 

Pero el hecho mismo de inmiscuirse en la política y los conflictos, y estar en desacuerdo con sus propias ideologías las vuelve violentas y agravan la situación. Si revisamos la historia, la religión tiene un registro de crímenes atroces, abusos sexual contra los niños y jóvenes, corrupción, homoxesualidad, etc., todo esto juega un papel negativo en la sociedad que antes veían a la religión como un camino que los conducía a Dios. 

Esto está produciendo un mundo racista y ateo, un mundo desenfrenado donde no se respetan  los derechos fundamentales. 

Los conflictos muchas veces estallan en etnias y se convierten en grandes matanzas entre religiones cristianas y no cristianas como el caso de  Chipre, Líbano, Egipto, Eritrea, Somalia, Etiopía, Sudán, Nigeria, Chechenia, Irak y Afganistán, entre otros.

Los crímenes y asesinatos en masa de los últimos años por judíos y por musulmanes en Oriente Medio en nombre de Dios, apuntan que la religión es un estorbo para la paz mundial.

Este breve análisis demuestra que mientras exista el antagonismo religioso viviremos en un mundo de terror. 

Por José Cevallos

NOTIMUNDO