lunes, 9 de mayo de 2016

Editorial

NOTIMUNDO
Editorial:
El odio que existe en el mundo no nace de la gente sencilla, nace de una clase burgués, oligárquica y canalla. Una clase enferma de dinero y poder que transmite a las masas el odio que está destruyendo a la sociedad para precautelar sus intereses mezquinos. El odio y la avaricia de esta clase sobre personas 'inferiores' y su afán de obtener más riquezas y poder, está colapsando el Planeta entero. El entrometimiento de esta casta irracional que está pendiente de los asuntos internos de otros países que provoca guerra y terrorismo, y por consiguiente, muerte y destrucción, pronto beberá de su propia poción. Las Oligarquías mundiales viajan a bordo de una nave que va en una sola dirección que nunca despega, pronto les hará falta pista y se estrellarán. ¡La maldad no tiene futuro!