viernes, 15 de abril de 2016

Bernie Sanders ataca al capitalismo en el Vaticano



El aspirante presidencial de Estados Unidos dice que una acción global se necesita para acabar con la pobreza creciente y "la economía para el 1 por ciento".

Bernie Sanders hizo un llamado mundial a la acción en el Vaticano el viernes para hacer frente a la desigualdad de la riqueza "inmoral e insostenible" y la pobreza.

El senador demócrata de Vermont citó a Francisco y Juan Pablo II en varias ocasiones durante su intervención en la conferencia del Vaticano para conmemorar el 25 aniversario de un documento de enseñanza de Juan Pablo, hito en la justicia social y económica después de la Guerra Fría.

Sanders llegó a Roma horas después de concluir un debate en Nueva York, diciendo que la oportunidad de dirigirse en conferencia al Vaticano era demasiado significativa como para dejarla pasar. 

La visita más o menos 24 horas precede a una conferencia crucial de las primarias en New York del martes, que Sanders debe hacer bien para mantener un reto viable con la principal candidata. la demócrata Hillary Clinton.

El Papa Francisco se disculpó por no poder saludar personalmente a los participantes en la conferencia del Vaticano. No se esperaba ninguna reunión con Sanders.

Pero el viaje que dio Sanders un momento en el escenario mundial, colocándolo junto a sacerdotes, obispos, académicos y dos presidentes de América del Sur.

Sanders ha estado en desventaja en cuestiones de politíca exterior durante su campaña contra la ex secretaria de Estado del presidente Barack Obama, pero estuvo acribillado de preguntas por académicos y eclesiásticos de una manera que podrían haber sido abordadas por un jefe de Estado.

Sanders que le sigue el rastro a Clinton en las primarias demócratas, pero el viaje al Vaticano y su enorme repunte a principios de esta semana con 27.000 personas en la ciudad de Nueva York pueden haber ofrecido una visión del objetivo del senador para convertirse en un líder progresista - pierda o gane.

Las discusiones le dieron la oportunidad para ampliar sus mensajes centrales de campaña acerca de la necesidad de reformar las regulaciones bancarias, las normas de financiación de campañas, y la educación superior. 

Se le preguntó sobre la desigualdad en la educación pública, dijo que estaba "más allá de una vergüenza", y citó las condiciones difíciles en el sistema escolar de Detroit.

Dijo a la audiencia que en lugar de una economía mundial que vele por el bien común, "nos hemos quedado con una economía operada por el 1 por ciento, y que se hacen más ricos y más ricos mientra la clase obrera, los jóvenes y los pobres caen cada día más atrás ".

Sanders también advirtió que los jóvenes de todo el mundo ya no están satisfechos con el status quo, que incluye "la política corrupta y una economía rota de cruda desigualdad y de injusticia".

Sanders  en su mensaje hizo un llamando a una revolución política para hacer frente a la desigualdad de la riqueza y la influencia de Wall Street en la política de Estados Unidos que ha galvanizado a muchos demócratas e independientes.

El Reverendo Matt Malone, director de la revista jesuita América, dijo que el viaje de Sanders era poco probable que tenga un gran impacto en los votantes católicos, señalando que conferencias como la que Sanders está teniendo "pasan todo el tiempo".

"No creo que Bernie Sanders al ir al Vaticano va a ayudar a Bernie con los católicos como si Ted Cruz fuera a una fábrica de pan ázimo le vaya a ayudar con el voto judío," Malone dijo a la agencia de noticias AP.

Fuente Al Jazeera - Traducido al español y distribuido gratuitamente