sábado, 27 de febrero de 2016

Camerún: matan a 92 combatientes de Boko Haram en Nigeria


El ejército de Camerún ha matado al menos a 92 miembros del grupo armado de Boko Haram y liberó a 850 aldeanos en una operación conjunta con las fuerzas de Nigeria, dijo el gobierno de Camerún.

La operación se llevó a cabo en el pueblo de Kumshe al noreste de Nigeria, cerca de la frontera con Camerún, bajo los auspicios de una fuerza multinacional que lucha contra Boko Haram, según una declaración del ministro de Comunicaciones, dijo Issa Tchiroma Bakary el viernes.

"Dos soldados cameruneses murieron [durante la operación] por una explosión de una mina accidental. Otros cinco soldados resultaron heridos," dijo Bakary, añadiendo que el ejército capturó armas y municiones y encontró un centro para la producción de minas caseras.

No hubo comentarios inmediatos de Nigeria o una confirmación independiente de la operación y número de bajas.

Boko Haram busca implementar la ley islámica en el noreste de Nigeria y ha llevado a cabo una campaña de atentados suicidas y otros ataques en Camerún, Chad y Níger durante el año pasado, incluyendo la muerte de alrededor de 1.000 camerunés.

En enero, al menos 86 personas murieron en una serie de ataques contra un pueblo al noreste de Nigeria por presuntos combatientes de Boko Haram. Según testigos, los combatientes armados con bombas incendiarias abrieron fuego en las chozas contra civiles en el pueblo de Dalori.

A principios de este mes, dos atacantes suicidas mataron al menos a 12 personas e hirieron a otras 50 en un presunto ataque de Boko Haram en un mercado al norte de Camerún.

Los Estados Unidos ha llamado al ejército Boko Haram como el grupo armado más violento del mundo.

Unas 20.000 personas han muerto y alrededor de 2,3 millones de desplazados desde que Boko Haram inició su campaña violenta en 2009.

Los niños, especialmente, han sido atacados por Boko Haram y a menudo han sido víctimas de abuso sexual, el matrimonio forzado, secuestros y asesinatos brutales. Aterrorizadas y traumatizadas, muchas familias están manteniendo a sus hijos fuera de las aulas escolares.

"Muchos de los padres en el noreste no están dispuestos a enviar a sus hijos a la escuela porque les da miedo de lo que le pudiera suceder" Hafsat Maina Muhammed, director ejecutivo de la elección de Género ONG Paz y Desarrollo en Damaturu, recientemente le dijo a Al Jazeera.

Fuente: Al Jazeera. Traducido al español y distribuido gratuitamente