jueves, 17 de diciembre de 2015

Vea cómo el problema de contaminación de China va más allá de Beijing



Apenas unos días después de la sofocante contaminación del aire de la capital china hizo que las autoridades emitan "alerta roja", el nivel más alto de su sistema de alarma, el smog comenzó asfixiar Shanghai, casi a 800 millas hacia el sur, el lunes.
La "alerta amarilla", emitida en Shanghai fue de dos niveles por debajo de la advertencia de Pekín, pero aún alentó a los residentes de edad avanzada, jóvenes y enfermos a permanecer en sus casas con las ventanas cerradas y evitar cualquier actividad al aire libre. La ciudad experimentó su peor calidad de aire registrada en casi dos años, en 281 microgramos de partículas por metro cúbico.
"Le dije a [mis padres] que no deben llevar a mi hija a jugar hoy", dijo un residente de Shanghai Li Duan al South China Morning Post el martes. "Incluso en días de lluvia, podemos jugar en parques, vestido con impermeables. Pero con este tiempo, no podemos. Me tiene muy frustrado."
La niebla intensa duró hasta el miércoles, cuando los fuertes vientos se llevaron los contaminantes, informó Shanghai Daily.

Fuente: Agencia de noticias. Traducido al español por NM