lunes, 14 de diciembre de 2015

¿Por qué se niega la OPEP a reducir la producción de petróleo?


A pesar de caída de los precios del petróleo y un exceso de oferta en los suministros mundiales, los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), han decidido aumentar los niveles de producción de petróleo amida en creciente desacuerdo con los demás miembros de la estrategia.

La OPEP, que proporciona un tercio del petróleo mundial, decidió recientemente aumentar su producción conjunta de 31,5 millones de barriles por día, a pesar que los precios del crudo caen a un mínimo en los últimos siete años, ahora rondan los $ 40 el barril.

Compuesto por Argelia, Angola, Ecuador, Indonesia, Irán, Iraq, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Venezuela, el cartel del petróleo ha suministrado ya un exceso de oferta en el mercado con petróleo barato, y ahora todos sus miembros sienten el impacto.

País como Venezuela, ha sido el más afectados con el 95 por ciento de sus ingresos petroleros, Venezuela está siendo testigo de su peor recesión desde la década de 1940, y se espera que la economía se contraerá un 10 por ciento este año.

Venezuela quiere que la OPEP cambie su política de actores influyentes como Arabia Saudita que están insistiendo en mantener los niveles de producción altos, porque no quieren perder clientes a los productores no OPEP, como Estados Unidos.

La producción de petróleo y gas de esquisto de Estados Unidos se ha expandido en los últimos años, y con la demanda de combustible interno reducido, esto podría conducir a una menor dependencia de las importaciones de petróleo crudo a un levantamiento de la prohibición de exportación.

Kim Zietlow, economista de la Universidad Humboldt de Berlín, se une al Cálculo de Coste para discutir la negativa de la OPEP de reducir la producción de petróleo y lo que esto significa para el futuro del cartel petrolero.

El regreso de Irán ante el gran escenario

Irán está a punto de volver a entrar en el mundo de los mercados de petróleo después de años de sanciones y el aislamiento.

Con la cuarta mayor reserva de crudo del mundo y la segunda mayor reserva de gas natural, la República Islámica estaba bombeando alrededor de 4,5 millones de barriles de petróleo al día, como lo hacía 10 años antes de que las sanciones internacionales lo llevaran a 2,8 millones de barriles diarios.

Cuando se levanten las sanciones, que podrían aumentar en un millón de barriles al día, dependiendo de si las empresas internacionales decidan regresar e invertir en ese país.

Azadeh Meskari, un abogado del Departamento iraní en Zaiwall & Co, se une al programa para discutir el regreso de Irán y los efectos que tendría en los mercados del petróleo.

Fuente: Al Jazeera. Traducido al español por Nm