jueves, 1 de octubre de 2015

Israel dice que no permitirá que Irán se una al 'Club de Armas Nucleares"



NACIONES UNIDAS, 01 de octubre
(Reuters) - El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu aprovechó su discurso anual de las Naciones Unidas el jueves para lanzar un asalto total contra el acuerdo nuclear histórico con Irán, advirtiendo que su país nunca dejará que la República Islámica se una al club de armas nucleares.

En su intervención en la reunión anual de los líderes mundiales en la Asamblea General de la ONU, Netanyahu reiteró las críticas de Israel de un acuerdo entre Irán y las grandes potencias del mundo destinado a frenar el programa nuclear de Teherán.

Dijo que, una vez que se levanten las sanciones internacionales ", desatado y sin bozal, irá a la caza de Irán."

Dijo Netanyahu, que Israel nunca permitiría a Irán "a entrar, entrar a hurtadillas, o para entrar en el club de armas nucleares."

Israel ha advertido en repetidas ocasiones que está dispuesto a utilizar la fuerza militar para impedir que Irán adquiera armas atómicas. Teherán niega querer armas nucleares e insiste en que su programa nuclear es pacífico.

El gobierno del presidente estadounidense Barack Obama ha defendido enérgicamente el acuerdo nuclear 14 de julio con Irán contra las críticas de los republicanos en el Congreso, que intentó, sin éxito, matar el acuerdo, e Israel, y lo describió como la mejor manera de evitar una nueva guerra en el Medio Oriente.

Netanyahu dijo: "Vemos un mundo que celebra este mal acuerdo, corriendo a abrazar y hacer negocios con un régimen abiertamente comprometidos con nuestra destrucción."

El líder israelí levantó una copia del último libro del líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, y dijo que era un "rollo de 400 páginas detallando su plan para destruir al estado de Israel."

Fuentes diplomáticas han dicho que Israel y el rival regional de Irán, Arabia Saudita, han estado discutiendo cómo responder al acuerdo nuclear y su temor de que el levantamiento de las sanciones, que se espera en los próximos meses, alentaría a Irán de perseguir una política exterior más agresiva en el medio Oriente.

Sin nombrar países, Netanyahu dijo que Israel estaba en contacto con los Estados árabes sobre Irán.

"Israel está trabajando de cerca con nuestros socios de paz árabe para hacer frente a nuestros retos de seguridad comunes de Irán y también los retos de seguridad de ISIL (Estado Islámico) y otros", dijo.

La mayor parte del discurso de 43 minutos de Netanyahu se centró en la amenaza planteada por Irán. Pero hacia el final, él respondió al presidente palestino, Mahmoud Abbas en su discurso ante la ONU el miércoles, en la que Abbas dijo que las recientes acciones de seguridad israelíes en la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén podría provocar una guerra religiosa.

Netanyahu dijo a la Asamblea General que Abbas debe dejar de "difundir mentiras sobre las supuestas intenciones de Israel en el Monte del Templo", y volver a las negociaciones directas para asegurar la paz entre israelíes y palestinos.

El "Monte del Templo", donde se encuentra Al-Aqsa, es el término israelí para la ubicación. Es uno de los sitios más sagrados del Islam y el judaísmo.

Abbas había acusado a Israel de socavar los intentos de Estados Unidos de intermediación paz, aunque Netanyahu culpó a los palestinos.

Netanyahu también acusó a la Asamblea General y el sistema de la ONU en su conjunto de la participación en incesante, injustificada "Israel-bashing". Dos veces durante su discurso, una vez al principio y otra vez en el centro, en silencio se quedó mirando la Asamblea General de 193 naciones, con una mirada de enojo en su rostro.

Su segundo careo con el conjunto duró 45 segundos.

El primer ministro también dejó en claro que Israel seguirá utilizando la fuerza militar para repeler los ataques de Siria y para evitar que el grupo militante libanés Hezbollah, respaldado por Irán, que lucha en Siria junto a las fuerzas del gobierno, adquiera armas claves.

"Israel seguirá respondiendo con fuerza a cualquier ataque en contra de Siria", dijo Netanyahu, quien agregó que sería también "impedir la transferencia de armas estratégicas a Hezbolá desde ya través de territorio sirio."

(Reporte adicional de Parisa Hafezi, Michelle Nichols y David Brunnstrom; Redacción de Louis Charbonneau y Michelle Nichols, Editado por Jonathan Oatis)

SEGUIMIENTO WORLDPOST