lunes, 31 de agosto de 2015

Tratamiento de Eczema equivocado: mujer con quemaduras del 98% en su cuerpo después de sumergirse en lejía


Usted ha oído que hay clínicas cremas y remedios caseros naturales para el tratamiento de eczema, una afección de la piel seca, que al parecer afecta entre el 10 y el 12 por ciento de los niños de todo el mundo pero ¿qué pasa con la terapia de baño de lejía? El remojo en lejía no suena para nada como una buena idea, pero de acuerdo a la Academia Americana de Dermatología (AAD), añadiendo un seis por ciento de blanqueador regular, sin concentrar, al agua del baño puede ayudar a aliviar los síntomas de una persona. Entonces, ¿cómo es que un tratamiento común envió a Sarah Cole, de 29 años, a un hospital australiano con severas quemaduras mortales? Ella utilizó demasiada  lejía. Cole dijo a The Daily Telegraph que había estado escéptica de su especialista de la piel cuando se le sugirió que tomara un baño de lejía como una manera de tratar su eczema. Ella, como mucha gente lo pensaría, "que iba a quedar quemada como una loca." Pero cuando su especialista insistió en el baño, Cole decidió darle una oportunidad.

Al no haber especificado la cantidad de lejía se debe utilizar, Cole añadio una taza de cloro que había en su baño y empapó su cuerpo entero de él. Ella admitió mientras se bañaba  tenía un poco de dolor, pero no tanto. Sin embargo,´dos días después de su baño, Cole se despertó temblando.

"No podía caminar, no podía hablar así que mi compañero llamó a la ambulancia y me llevaron al hospital, donde me llevaron a la UCI", dijo Cole. "Dos semanas y media después me llevaron al Hospital Concord en Sydney, donde por suerte me salvaron la vida."

Cole pasó un mes en cuidados intensivos en la unidad de quemados en Concord después de quemarse gravemente el 98 por ciento de su cuerpo. En un momento, ella dijo que su familia era "estaba planeando mi funeral." Incluso ahora que ha sido dado de alta del hospital, Cole está tratando de soportar el persistente dolor emocional, así como "una gran cantidad de cicatrices horribles."

Su familia ha creado una Fundación para ayudar a recaudar dinero que puedan destinar a los gastos médicos de Cole.

Cole dijo que ella buscó la terapia de baño de lejía después que ella estaba fuera del hospital para descubrir, si de hecho, era un tratamiento legítimo. Un estudio publicado en The Journal of Dermatology concluyó que los baños de lejía reducen significativamente el área de eccema y la gravedad. Pero Cole también encontró que expertos recomendaron estos baños son beneficiosos cuando se utiliza una cuarta parte de la cantidad de cloro que se utiliza; algunas fuentes afirmaron que más de la mitad de una taza de blanqueador es suficiente para causar graves daños.

Seamos claros: cualquier persona con eczema debe hablar con su dermatólogo antes de tomar una terapia de baño de lejía. Pero en términos generales, la AAD sugiere una media taza de blanqueador regular se puede añadir a una bañera llena de agua para aliviar el eczema; Sólo agregue un cuarto de taza de bañera medio llena. Esta cantidad es aún menos para los bebés y niños pequeños: la AAD recomienda el uso de una sola cucharadita de cloro por cada galón de agua.

Tanto los niños como los adultos nunca deben añadir el blanqueador directamente a su piel. El baño debe elaborarse, el cloro añadido, antes de que alguien empape durante cinco a 10 minutos; de nuevo, un dermatólogo sugerirá cuánto tiempo una persona debe sentarse en lejía. Una vez hecho esto, el siguiente y último paso es aplicar cualquier crema tópica para acariciar la piel seca

¿Que hace exactamente hace el blanqueador para su piel? La Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI) informó uno de los muchos factores desencadenantes para el eczema es una bacteria llamada Staphylococcus aureus. Estas bacterias con frecuencia pueden infectar la piel de las personas con eczema, por lo que el blanqueador funciona para disminuir la tasa de esta infección. La AAAAI ofrece pautas similares a la AAD, añadiendo  que los pacientes deben limitar baños de lejía a no más de dos veces a la semana. Además, trate de sumergir sólo el torso y las áreas afectadas de otro modo; no sumerja la cabeza.- Medical Daily